miércoles, 28 de octubre de 2015

Carne roja vs. Cáncer colorrectal

Como bien dice Ben Goldacre en su libro Mala Ciencia, "A los periódicos les gustan las grandes cifras y los titulares llamativos".



Es sin duda alarmante relacionar el comer carne roja con contraer cáncer colorrectal (CCR) a través de la no pequeña cifra del 18%, pues este porcentaje indica casi "la quinta parte de algo". Pero ¿qué significa ese 18%? ¿A qué se refiere? ¿Lo estamos interpretando bien? ¿Hay que alarmarse? 

Antes que nada deberíamos no asustarnos, ni llamar exagerados a los de la OMS, y preguntarnos lo siguiente:

¿La carne roja es cancerígena? NO

¿Significa que el 18% de la población que se salte la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de comer menos carne roja o carne procesada padecerá cáncer colorrectal? NO

¿Significa que si ya había un riesgo de padecer cáncer de colon del 5%, en la realidad lo han estudiado y ahora es de 5+18= 23%? NO

¿Significa que a partir de ahora el cáncer colorrectal aumentará en un 18%? NO

El 18% lo que indica en realidad es un incremento de riesgo relativo, estudiado sobre los casos que ya existen de cáncer y en determinadas poblaciones. Y no es que la carne roja y la procesada sean cancerígenas, sino que abusar de ellas es un mal hábito alimenticio que puede aumentar el riesgo de contraer este tipo de cáncer. Por lo tanto este aumento del 18% que nos indican no se aplica a la población directamente, sino al % de riesgo común para esta enfermedad, que en España viene a estar entre el 5-6%.

Un ejemplo:

Si en una población determinada hay un riesgo de un 1% de contraer una determinada enfermedad, llamemosla E, significa que 1 de cada 100 personas puede contraer dicha enfermedad. 
Si además un factor condicionante, como puede ser un mal hábito, puede provocar un incremento del 50%  de este riesgo, lo que significa es que, en lugar de 1 persona, pueden ser 2 las que padezcan esa enfermedad E.  Esto supone en la realidad un 2% de riesgo de padecer la enfermedad E si se tienen los malos hábitos indicados.

La OMS dice: "el consumo diario de 50 gramos de carne procesada aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%."
Pues bien, primero hay que saber cuál es el riesgo habitual de contraer este tipo de cáncer.
"En los países occidentales, el riesgo de desarrollar CCR a lo largo de la vida es del 5-6%. Sin embargo, existen diversos grupos que presentan un riesgo incrementado debido a características propias" tal y como mencionan X. Bessa Caserras y R. Jover Martínez en el capítulo 31 (Cáncer colorrectal) del libro Tratamiento de las enfermedades Gastroenterológicas. 

Por otra parte, ya era sabido que entre los factores conocidos de riesgo de contraer el cáncer del que hablamos estaba la predisposición genética y los factores dietéticos. En la web de www.cancer.org hay mucha informacuón, y entre la más destacada hay que mencionar que ya se nos advierte de que "Una alimentación con un alto consumo de carne roja (tal como res, cerdo, cordero o hígado) y carnes procesadas (perritos calientes y algunas carnes frías) pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal. Cocinar las carnes a temperaturas muy altas (freír, asar o cocinar a la parrilla) crea químicos que pueden aumentar el riesgo de cáncer, aunque no está claro cuánto de esto puede contribuir a un aumento en el riesgo de cáncer colorrectal."

Lo que ha sucedido estos días es que la OMS ya ha proporcionado una cifra para evaluar cuánto influye la dieta en este caso, ni más ni menos.

OPINIÓN PERSONAL - Riesgo del 6.1%

Con estos datos, me atrevería a decir que si hay un 5% de tener CCR, unos malos hábitos alimenticios como los que señala la OMS pueden hacer que este riesgo sea del 6.1% porque:

[(6.1-5)/6.1]/100=18 es decir, ese 18% de incremento del riesgo.

(Que alguien me corrija si me equivoco)


CONCLUSIONES

1.- Las cifras científicas deberían ser interpretadas por expertos antes de que la información fluyera por los medios periodísticos, ya que, o bien estos los interpretan erróneamente o bien lo hacen de la forma más melodramática y engañosa a propósito.

2.- Mucho antes de que saltara esta noticia ya se sabía que las carnes rojas podían ejercer efecto directo sobre el cáncer de cólon, pero también se sabe que el no consumo de la misma puede dar lugar a anemias... Luego lo más importante es mantener una dieta equilibrada, vamos, de esas de comer de todo en plato de postre!

3.- Las carnes rojas y procesadas no producen cáncer ellas solas de por sí en una dieta normal, sencillamente aumentan el riesgo de contraerlo, por lo tanto las personas que tienen casos de esta enfermedad en sus familias son las que más atentas deberían estar ante la ingesta de estos productos cárnicos.

4.- Lo que hace que estemos frente a un riesgo alto de contraer CCR es la suma de varios factores: malos hábitos alimenticios, inactividad física, obesidad, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, edad, antecedentes personales o familiares, síndromes hereditarios, raza o etnia, diabetes tipo 2... y por ello debemos cuidarnos, pues son factores que ya sabemos que no son buenos y que en líneas generales pueden ayudar a aumentar el riesgo de contraer casi cualquier tipo de cáncer.

5.- Cualquier abuso de cualquier hábito, de cualquier alimento... en definitiva, cualquier abuso de cualqueir cosa puede aumentar las probabilidades de cáncer por eso:


¡Sonríe cada día !
y recuerda:
¡Menos plato y más zapato!



Bibliografía: 



4 comentarios:

  1. hola un curiosidad porqué solo del alcohol se dice "consumo excesivo" y no se dice:
    consumo excesivo de lentejas de manzanas o de sardinas"
    el alcohol es TOTALMENTE prescindible ni alimenta ni nutre es un tóxico adictivo
    ¡EXCESIVO!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ormaza, muy buena apreciación! aunque creo que el texto debió de ser revisado, ya que a día de hoy este es el que menciona la OMS:
      El consumo de alcohol es un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer. [...] El riesgo de cáncer aumenta con la cantidad de alcohol consumida.

      En el caso de la carne, no mencionan que sea un problema comerlas en exceso,pero sí que marcan la cantidad de 50g como referencia... Lo cierto es que no podemos decir que se nos informe demasiado bien, tienes toda la razón.

      Eliminar
  2. el incremento de 1 a 2 es del 100% o sea, el doble. si aumenta el 50% pasaría de 1% a 1,5%

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así visto sí, pero la otra forma habitual de medirlo es teniendo en cuenta que el 100% es el valor final, o sea 2 en el caso que expones, y por lo tanto el aumento relativo es de un 50%.
      En cualquier caso sigue siendo un aumento pequeño.

      Eliminar

Loading...