viernes, 8 de mayo de 2015

LENTEJAS ESTOFADAS CON CHORIZO (olla a presión)

VER VÍDEO DE LA RECETA


Ingredientes para 4 personas:
(tiempo total de preparación: 75 minutos aprox.)

- 300g de lenteja pardina
- 2 chorizos
- 1 trozo de panceta salada
- 1 morcilla asturiana o para cocido (opcional)
- 1 hueso de jamón
- 1 diente de ajo
- 1 cebolla (200-250g)
- 2 zanahorias grandes o 5 pequeñas (125-150g)
- 3 patatas medianas (350-400g)
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva
- 1 hoja de laurel
- Agua (1400-1500ml)
(No hace falta sal, porque la panceta y el jamón lo dejan al punto de sal)
(No hace falta pimentón porque el tono y el sabor se lo dará el pimentón propio de los chorizos)

Lenteja pardina
Zanahorias, patatas, cebolla, ajo y laurel
Chorizo, panceta salada, morcilla y hueso de jamón

NOTA:
Yo uso productos asturianos: panceta salada asturiana (ojo, no es bacon como lo conocemos, pero panceta fresca también serviría), morcilla asturiana, (que es blandita, pequeña y de sabor más o menos suave) y chorizos ahumados asturianos (aunque también se puede usar chorizo fresco, pero el sabor final será muchísimo más suave). Todos estos productos se pueden encontrar en muchos supermercados fuera de Asturias,  como Mercadona, que vienen en pack, como se ve en la foto:


Receta:
Como vamos a usar una olla a presión, también conocida como olla exprés, la receta consiste en introducir todos los ingredientes en ella para que se cocinen juntos. En caso de que la morcilla no sea del agrado de todos, se puede cocer por separado y añadirla al final.
Lo más característico de esta receta es que su preparación es sencilla (no hace falta dejar a remojo las lentejas desde el día anterior) y solo tenemos que estar un poco pendientes del tiempo (pero para eso están las alarmas de los relojes de cocina...).

1. Comenzamos preparando las verduras:
- pelar las zanahorias y cortar en rodajas
- pelar las patatas y cortar en trozos (a mi me gusta hacerlos irregulares)
- quitar la parte exterior de la cebolla y cortar en juliana
- quitar el germen del ajo y picar muy fino
La zanahoria en rodajas

La patata en trozos irregulares

El ajo picado

La cebolla en juliana


2. Preparamos los cárnicos:
El "compango" en rodajas"

 - Hacemos cortes en la panceta y en los chorizos para que suelten todo el sabor al cocerse. Además de esta forma, marcando las rodajas sin llegar a cortarlas del todo, no se nos desharán durante la cocción y al final de la misma podremos sacar mejor las rodajas.
- La morcilla (que es opcional) no la cortamos, para que no se deshaga en la cocción (bueno, que no la cortemos no evita que se abra, pero quedará casi toda unida a la piel).


3. Vertemos en la olla todos los ingredientes que hemos preparado (puntos 1 y 2), junto con las lentejas (secas, sin haber sido remojadas), la hoja de laurel y el hueso de jamón. Añadimos el agua (cerca de litro y medio de agua, o que cubra todos los ingredientes bien). Siempre es algo mejor que sobre agua, aunque quede más caldoso, a que falte caldo y quede todo como un mazacote.



4. Cerramos la olla y la ponemos en un fogón grande al máximo hasta que comience a hervir, es decir, hasta que comience a sonar la válvula (tardará unos 20 minutos). Entonces, cuando la válvula comience a sonar fuerte, o a pitar y dar algunas vueltas, bajamos a fuego medio/mínimo durante 20 minutos (en fogones de 1 a 9, lo dejaríamos en el 4) (*). Pasado ese tiempo apartamos del fuego y dejamos reposar y enfriar hasta que la válvula deje de echar vapor y lo podamos abrir (suele tardar entre 5-10 minutos).

5. Sacamos lo cárnicos para acabar de trocearlos y volverlos a echar a la olla para que queden repartidos por todo el estofado:
- desmenuzamos la carne del hueso de jamón
- terminamos de cortar los chorizos  y la panceta en rodajas
- troceamos la morcilla




Y ya está, listo para disfrutar...
Que aproveche!

(*) Es importantísimo, para que no se nos queme cualquier comida que hagamos en una olla a presión, que cuando empiece a sonar la válvula de forma fuerte, o a pitar, o a dar vueltas si se trata de una válvula móvil, bajemos inmediatamente el calor a la mitad. Los ingredientes de dentro de la olla habrán alcanzado la temperatura de ebullición y se mantendrán así aunque bajemos el fuego, ya que la olla está perfectamente cerrada, pero no se nos quemarán. Por otra parte hay que recordar que los tiempos para cocinar en la olla a presión se empiezan a contar siempre desde este momento, es decir, desde que la válvula nos "avisa". Este momento tardará más o menos dependiendo de la cantidad total de ingredientes que haya dentro de la olla. Cuando la olla esté muy llena puede que tarde unos 20 minutos en alcanzar la temperatura de ebullición.

Loading...