martes, 6 de septiembre de 2011

¿Cada cuánto he de exfoliar mi piel?

Para empezar, la pregunta que debemos hacernos no es esa sino:
¿Debo exfoliar mi piel?

Y la respuesta es:
Depende.

Se dice que el 100% de nuestras células (de todo el cuerpo) se han regenerado completamente al cabo de 7 años, lo que significa que hoy no conservamos ninguna célula de las que teníamos en el año 2011-7 = 2004.

La piel tiene su propio mecanismo de regeneración celular, y su propia frecuencia, como cuando mudan las serpientes, pero no tan "a lo bestia" y de forma más progresiva y continua. La célula nueva va creciendo bajo la más vieja hasta que consigue desplazarla y ocupar "su lugar". Es entonces cuando la célula viejecita, ya no recibe los aportes necesarios para seguir con nosotros, muere y nos abandona (descamación). Pero muchas veces, conservamos pegada a nuestra piel, células muertas que no hacen ningún bien, ya que evitan la oxigenación de las que "viven" debajo. Es entonces cuando vemos reseca la piel áspera, rugosa... y la exfoliación pasa de ser recomendable a ser necesaria.

Otras muchas veces, nuestra piel se conserva hidratada, gracias a la propia sudoración, al sebo o "grasilla" que desprenden nuestros poros... y por lo tanto no es necesario realizar una exfoliación. Sí es cierto, que de hacerlo, nuestra piel se mostrará aún más joven, porque aunque no tengamos células muertas que eliminar, eliminamos las maduras, y dejamos a la vista las de más reciente formación.

Pero, toda reproducción tiene un límite y la regeneración celular no está excluida del mismo. La regeneración celular consiste en sustituir unas células por otras, las más nuevas, serán réplicas de las más antiguas. En las capas más internas se van multiplicando las células (mitosis), y aunque estemos acostumbrados a ver que tenemos una fábrica incansable, con el tiempo, y el trabajo de replicación celular, su eficacia se irá agotando poco a poco (fenómeno de Hayflick).

Es por eso, por lo que, al menos en un principio, tenemos que plantearnos con qué frecuencia podemos hacer una exfoliación y qué productos debemos utilizar ya sea de forma química (mediante cremas o mascarillas que contengan por ejemplo ácido glicólico), o de forma mecánica (mediante geles o fluidos que contengan pequeñas partículas sólidas, o bien mediante cepillos giratorios como el que comercializa sigma, el de NEXA).

  • Para cuidar la piel, primero entiéndete con ella, conócela:
¿es grasa? ¿es seca? ¿se irrita fácilmente? ¿es suave? ¿es áspera?
  • Empieza hidratándola desde dentro, y evita secarla por fuera:
Bebe mucha agua y protégela del frío y el calor extremos.
  • Mantenla limpia y mantén su pH natural:
Lávala cuando esté sucia, tonifícala, pero dale un respiro y deja que sea ella misma de vez en cuando.
  • Luce su mejor aspecto pero no la sacrifiques por ello:
Libérala de las células muertas (exfoliación) pero solo si las hay o si es necesario para algún tratamiento (por ejemplo para una mejor penetración de los productos antimanchas).

#COMPÁRTELO#

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...