lunes, 22 de agosto de 2011

Incongruencias ecológicas


Hay varias cosas que no entiendo. Por una parte queremos expertos en todo tipo de industrias, pero por otra parte no les dejamos hablar o no les creemos cuando nos hablan de los riesgos, algo de lo que saben mucho más que nosotros. Luego, nos quejamos de la subida del recibo de la luz, pedimos que quiten las nucleares y que pongan más energías renovables, "sin saber" que son estas últimas las más caras. También nos tiramos a comprar e-books, cuando son mucho más contaminantes que los libros de papel... y un etc. de "incongruencias ecológicas". Hay muchas formas de evolucionar y progresar compatibles con la ecología, pero es necesario encontrar un equilibrio seguro. Nadie dice que sea fácil, pero hay mucha gente trabajando día a día en ello. Yo quiero darle al interruptor y que se encienda mi ordenador, abrir la llave del agua y que fluya potable sobre mis manos, quiero que el coche se mueva, aunque no me lleve a más de 120km/h (o 110km/h dependiendo de las pegatinas de las señales) y me atrevo a decir, que mañana querré lo mismo pero mejor y a menor precio.  

Sucede lo mismo con la gente que quiere reciclar, cuando para hacerlo bien, hay que saber, o estarás conaminando más. Para reciclar hay que lavar los envases antes de tirarlos, el vidrio y el cristal no son lo mismo y lo pañuelos de papel no son reciclables. Comprar bolsas de fécula de patata no es ecológico a no ser que se someta a tratamiento de compostaje. Y tirar las colillas al suelo sigue siendo una marranada.

Quien desee realmente ir hacia atrás, que lo haga, que yo voy hacia adelante. Hemos de confiar en los expertos, que por algo lo son, y nosotros, mientras ellos piensan y hacen, deberíamos estorbar menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...